NUEVO LIBRO

NUEVO LIBRO
Banner de Promocíon del último libro

martes, 4 de enero de 2011

Primeras nociones de orquestación y arreglos: EL PIANO

La Importancia del piano para cualquier músico que quiere arreglar o tener una visión mas amplia de la armonía es fundamental.


Lo ideal es que todo instrumentista no pianista, tenga al piano como segundo instrumento, para hacer acordes y poder estudiar como se mueven la armonía de un tema.

El piano es un libro de armonía, es un instrumento muy visual, el único que podemos ver lo que vamos a tocar antes de hacerlo, además tiene todo el registro de una orquesta, desde la tuba y el contrabajo hasta el flautín y el requinto.

Lo primero que nos resuelve ver las cosas en el piano, son los movimientos de las voces y las inversiones de los acordes.

Podemos apreciar los acordes tal cual son, en estado fundamental o en cualquier inversión. Cuando uno no toca el piano y esto se estudia en la teoría, se nos explican las reglas clásicas de la armonía, la sensible resuelve de tal o cual manera, la tónica sube o baja, un montón de fundamentos que los pianistas llevamos a la práctica inconscientemente, y los usos de las inversiones para los cambios de acordes que usamos es prácticamente seguro de que sean las correctas.

Por eso digo que cuando armemos los acordes de un tema en el piano, no sólo mirémoslo como un acompañamiento o una base de un solo instrumento, sino también como movimiento de voces que las podemos distribuir en tres saxos, por dar un ejemplo, si tenemos el acorde de C, la nota DO iría para el saxo barítono, el Mi para el tenor y el SOL para el alto.

Uno de los mejores y más originales arregladores del Jazz, Duke Ellington baso toda su originalidad en la frase, ... si suena bien en el piano, ¿porqué no va a sonar bien en mi orquesta?... Si bien la respuesta es lógica, se nos viene encima el problema de como distribuir las voces, el conocimiento de las secciones y los timbres de cada instrumento.

Si alguno de los que lee esta nota a leído algo sobre la vida de Astor Piazolla, habrán notado que cuando alguien iba a la casa simpre lo encontraban sentado al piano componiendo o arreglando. Por algo Dizzy Gillespie empujaba al joven Miles Davis a seguir sus estudios en la Julliard para ampliar sus conocimientos del piano.

Con esto no quiero decir que en imprescindible el estudio del piano para componer o arreglar, obviamente se puede hacer igual, pero con el piano adelante todo se hace mucho más fácil.

Por eso es conveniente, saber las escalas y los acordes en todas las tonalidades, eso nos ayudara a resolver muchas cuestiones de la armonía. Además de estudiar las inversiones de acordes y de probar distintas opciones para una misma progresión de acordes.

Todos estos conocimientos debemos volcarlos al análisis de toda obra, canción o lo que fuera.

Estudiando obras de los mas célebres compositores, podemos descifrar algunas formas armónicas que siempre pueden sernos de mucha utilidad. Aunque no se toque el piano siempre es bueno darle una pasada por el teclado aunque sea a la mínima velocidad, porque siempre es bueno escuchar la sonoridad de un acorde, su distribución de las voces, su relación con la melodía, etc.

No olviden que el solo hecho de ponerle los acordes a una melodía ya la estamos orquestando.

Les dejo en video del tema Mood Indigo de Ellington, donde vemos una combinación de timbres no muy común Clarinete bajo, y dos Trombones, ésta es una característica de Duke, la búsqueda de colores en la orquesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada